¡Encuentra tu sucursal más cercana!

Open/Close Menu Pinturas con 150 años de trayectoria
Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en títulos
Buscar en contenido
Buscar en los artículos
Buscar en las páginas
Filtrar por categorías
Sin categoria

¿Qué pasos estás tomando para proteger tu negocio durante la emergencia del COVID-19? En este artículo un pintor profesional, ofrece un marco de referencia para ayudar a involucrarte y atender a tus clientes durante las restricciones actuales, y así salir de esta crisis con un negocio preparado para beneficiarte.

Las “cuatro habilidades”

La vida que conocíamos está cambiando rápidamente, al menos por el momento, está cambiando rápidamente debido a la pandemia del coronavirus. Muchos negocios han cerrado sus puertas y no saben cuándo podrán volver a abrirlas, mientras otros considerados por las autoridades estatales como “esenciales” continúan operando, siempre y cuando se adhieran a las reglas de seguridad, incluyendo las de distanciamiento social y estándares de limpieza.

¿Qué pasos estás tomando para proteger tu negocio durante la emergencia del COVID-19? No hay una solución para salir de esto que funcione para todos. Los lugares, estilos de negocio, necesidades familiares y valores personales de cada uno, hacen que cada uno experimente la pandemia del COVID-19 de una manera diferente.

Algunos de nosotros trabajamos en áreas que requerirán ajustes cuidadosos, pero nos daremos cuenta de que el trabajo no se detiene por completo. Sin embargo, en muchos casos, no podremos interactuar personalmente con nuestros clientes o terminar los proyectos planeados para esta época del año. Es muy importante que sigas cuidadosamente las indicaciones de tu estado y sobre todo que tú, tu familia y tus clientes se mantengan sanos.

Aunque todos hemos sido impactados por esta crisis de manera diferente, es importante el recordar que la vamos a superar. Este sencillo marco de referencia de las “Cuatro Habilidades” me ha servido mucho, aún en los momentos más difíciles.

1. Simpatía

Empieza por tratar de entender qué es lo que tu cliente realmente necesita, y simplemente conversa sobre cómo puedes ayudar.

Para muchos, la pintura no está a la cabeza de sus prioridades. Es tiempo de poner en práctica las habilidades interpersonales que has desarrollado e identificar como puedes ayudar. Simpatía significa estar ahí, aún en la distancia. Pregunta en qué puedes ayudar y aclárales que no siempre tiene que estar relacionado con pintura. Todos estamos en el mismo barco, así que pregúntate a ti mismo: “¿cómo puedo usar mi talento y mis recursos hoy para ayudar?”. Mejor aún, pregúntales a ellos.

Si uno de tus clientes está listo para iniciar un proyecto de pintura, ¡no te saltes esa conversación! Entiende sus preocupaciones acerca de la crisis de salud que estamos pasando y déjales saber las maneras en que estás cumpliendo o excediendo las regulaciones estatales para mantenerlos seguros y saludables.

2. Credibilidad

La credibilidad crea un puente entre “caer bien y confiar”. No se trata nada más de decir que te importa, algunas veces demostrar es lo que importa. Hay un dicho que dice que “a la gente no le importa que tanto sabes, hasta que saben que tanto te importa”.

Así que, toma tu teléfono y llama a tus clientes. Pregúntales en que puedes ayudarles hoy. Si se sale un poco de lo que haces, búscalo en YouTube. Quién quita y descubres una manera adicional para obtener ingresos más adelante.

Busca entre amigos y conocidos o en los grupos de profesionales. ¿Podrías recomendar a alguien de confianza para resolver esa necesidad que no es en tu área de conocimiento?

A veces la gente no pide ayuda. Contacta a tus clientes de la tercera edad y asegúrate de que estén bien. Si te das cuenta de que necesitan que les corten el césped, hazlo. Si su terraza o su patio tienen musgo o moho, ¿qué te cuesta sacar tu limpiadora de presión y limpiarlos? ¡Puedes hasta ofrecerles llevar sus compras a su casa!

3. Confiabilidad

Ser confiable significa cumplir todas las promesas hechas.

Revisa las órdenes y propuestas pasadas de tus clientes. ¿Hay algo ahí que no pudiste hacer antes pero que ahora puedes? ¿Les puedes ofrecer un descuento? No asumas que ellos ya saben que quieres ayudar. Mostrar claramente tus intenciones es muchas veces lo que se necesita.

En estos tiempos, más que nunca, la confianza va más allá de solo hacer el trabajo que les prometiste. Significa estar ahí cuando más te necesitan. Empatía, integridad y respeto no son solamente los pilares en los que se basa la confianza, también son cualidades que demuestran que estás en el negocio de servir a los demás. Aún y cuando no tenga nada que ver con tu título.

4. Impresionabilidad

Aún en estos tiempos tan inusuales, busca oportunidades para impresionar a tus clientes. Esta sigue siendo la razón más importante para que te recuerden, utilicen tus servicios y te recomienden.

Hacer más de lo que se espera no es solo aplicable a los negocios. Hazlo parte de tu personalidad. A veces eso significa sacrificarse. Si tienes la fortuna de seguir trabajando durante este tiempo, ¿por qué no ofrecer tu ayuda durante los fines de semana o en las noches? Hoy por ti, mañana por mí. Recuérdales a tus clientes actuales y pasados (y a ti mismo) que ellos son la razón principal por la que tienes tu negocio. Hacer más de lo necesario te mantendrá presente en sus mentes para cuando pase esta situación.

Recuerda: la gente no va a comprar tus productos o servicios hasta que no te compren primero a ti. La situación actual ha abierto nuevas e innumerables oportunidades de impresionar a tu comunidad. Atender a tus clientes y posibles clientes requiere estar enfocado y ser perseverante, pero la recompensa es algo que no tiene precio. ¡Ahora, más que nunca, tienes la oportunidad de obtener clientes de por vida!

Acciones prácticas durante el distanciamiento social

  • Entender las preocupaciones de tus clientes para atenderlas y hacerlos sentir más tranquilos.
  • Si es posible, enfócate en edificios anexos, negocios que estén cerrados temporalmente o propiedades para rentar en vacaciones, para que así el distanciamiento social no sea un problema.
  • Considera ofrecer a tus clientes servicios adicionales que atiendan sus necesidades más allá de tus servicios regulares.
  • A lo mejor es buena idea ofrecer hacer reparaciones exteriores o el mantenimiento de algunas áreas que requieran el uso de escalera; limpiar los canales de agua del techo, lavar ventanas, reparar el techo o los vierteaguas o arreglar las ventanas rotas.
  • Limpia toda superficie que tu o cualquiera de tus empleados haya tocado usando un desinfectante adecuado.

Acciones prácticas durante las órdenes de cuarentena o aislamiento más estrictas

  • Llama para saber de tus clientes o posibles clientes. Escucha sus preocupaciones para así poder exceder sus expectativas cuando puedas continuar con los proyectos.
  • Usa los medios sociales para ofrecer consejos fáciles de mantenimiento de casa y de pintura.
  • Toma tiempo para actualizar tus canales de medios sociales o website y los directorios profesionales en línea para que sea fácil de encontrarte una vez que las restricciones hayan sido removidas.
  • Revisa las órdenes de tus proyectos pasados y reexamina los trabajos que no terminaste. Esto te ayudará a organizarte y agendar los trabajos para el resto del año.

Este artículo fue escrito por Terry Begue, dueño de Begue Painting y autor de Attract & Keep Customers For Life: 4 Abilities To Build Trust, Communicate Your Value, And Charge What You’re Worth.

Al seguir navegando el sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Este sitio utiliza cookies y herramientas de seguimiento para mejorar la navegación, analizar el tráfico del sitio y mejorar los esfuerzos de marca. Dando clic en “Aceptar” das consentimiento para utilizar estas tecnologías.

Cerrar